Borja Pérez-Mínguez

En abril tuvimos la oportunidad de visitar los mejores colegios de la zona de Phoenix, y pudimos comprobar que el programa de colegios privados católicos con estancia en familia en el estado de Arizona es ideal para 3 tipos de estudiantes:

  1. Estudiantes que quieran vivir una experiencia realmente americana. Es con diferencia la zona de Norteamérica donde menos estudiantes internacionales podemos encontrar, unos 12 por colegio.
  2. Alumnos que prefieran un clima cálido durante todo el año con inviernos de entre 15 y 19 grados, nada que ver  frente a los fríos inviernos de la costa este y de la zona de New York que llegan a los -15 o incluso -20 grados bajo cero.
  3. Jóvenes a los que les encanten las actividades al aire libre, la naturaleza, el senderismo, realizar acampadas, explorar cuevas y los deportes de aventura.

En uno de nuestros viajes más recientes, pudimos comprobar el trato educado, cercano, familiar y respetuoso por el que son conocidos los habitantes de esta zona de Norteamérica y nos permitió seleccionar los mejores colegios católicos privados del estado.

Para el programa de año escolar en estos colegios, la experiencia es completamente americana ya que el numero de estudiantes internacionales es realmente reducido con apenas unos 12 del total de alrededor de 600 con lo que más del 98% de los estudiantes son Estadounidenses.

Al tener un número tan reducido de estudiantes extranjeros en estos centros, no se forman grupos de diferentes nacionalidades, y todos los estudiantes hablan continuamente en ingles. Esta característica les permite mantener un trato mucho más familiar y cercano, en el que todos los alumnos se conocen, sin duda un entorno ideal para aquellos candidatos a los que no les gusten los colegios grandes con miles de estudiantes (en los que quizás se puedan sentir cómodos estudiantes más independientes).

En cuanto a la faceta académica, estos colegios ofrecen espectaculares programas de STEM, con importantes opciones de robótica, ingeniería y tecnología cuyos alumnos más aventajadas compiten a nivel estatal y nacional.

Gracias al reducido tamaño de estos centros y la inmersa mayoría de estudiantes Americanos, el ambiente que se respira en los colegios es muy familiar y el sentimiento de comunidad se hace más que patente cuando hablamos con los estudiantes mientras recorremos sus instalaciones y vemos cómo se relacionan entre sí.  Una de las tradiciones típicas de estos centros es el House System: Al más puro estilo de las películas de Harry Potter, los estudiantes del colegio son asignados nada más llegar a un determinado clan o casa. Durante todo el curso, los estudiantes compiten en todo tipo de pruebas por las que ganan puntos para su casa. Al final de cada concurso, la casa que obtenga más puntos consigue prestigio y premios de todo tipo: pizzas, juegos, excursiones, permiso para vestir ropa de calle un viernes, etc.  Esta formula permite una divertida y rápida integración y supone tremendo éxito, ya que los estudiantes nuevos que llegan al colegio son rápidamente integrados en sus clanes y formados por los capitanes y compañeros.

Para los amantes de las artes, ofrece todo tipo de opciones en cuanto a música, banda, coro, baile, ballet, jazz, pintura o fotografía entre otras muchas especialidades.

También supone una opción muy interesante para estudiantes que necesiten un apoyo importante en el inglés, ya que cuenta con un impresionante programa de ESL (English as a Second Lenguage). Este programa se adapta a las necesidades de cada alumno y  proporciona todo el apoyo necesario con 1 o 2 horas diarias (sin ningún cose adicional) con clases muy reducidas, de unos 7 estudiantes cada una en la que los jóvenes disfrutan de un apoyo completamente personalizado que les permite adquirir un importante dominio del inglés en un breve espacio de tiempo.

Entre las actividades que pueden realizar los estudiantes internacionales, como indicábamos, destacan los deportes de aventura, descenso en tirolina, atravesar ríos en canoa, practicar escalada, excursiones, senderismo, visitas a parques de atracciones, museos, mini golf, zoos, partidos de la NBA, futbol americano, viajes de compras, cines, etc. Todas estas actividades están incluidas en el coste del programa lo que permite que los estudiantes vivan una experiencia completamente americana.

Con la ciudad de Phoenix a apenas 50 minutos de distancia, los estudiantes se benefician de un entorno muy tranquilo, seguro y familiar, con las comodidades y ocio de una gran ciudad a menos de una hora de distancia, perfecta para excursiones con la familia americana, eventos deportivos, museos, etc.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hola! suscríbete para enterarte de todas las novedades.
Holler Box
A %d blogueros les gusta esto: