Borja Pérez-Mínguez

A lo largo de estos dos últimos años hemos tenido el privilegio de visitar varias veces y seleccionar los mejores colegios privados católicos con estancia en familia de la zona de New York, sin lugar a dudas, uno de los destinos más señalados del mundo.

Situados en espectaculares zonas costeras de Long Island, muy tranquilas y seguras y a apenas unos 50 minutos en tren al centro de Manhattan (estaciones  junto a los centros), los colegios ofrecen extraordinarias opciones académicas, deportivas y extraescolares con increíbles programas en cada especialidad que los sitúan a la vanguardia de Estados Unidos.

El nivel de los colegios es College Prep, lo que asegura una tasa del 100% de aceptaciones en las mejores universidades para sus estudiantes tras graduarse.

Como la gran mayoría de los colegios más importantes del mundo, los colegios privados de la zona de New York invierten cada vez más en programas de última generación en las especialidades de STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas). En el caso de las ciencias, gracias a las generosas donaciones de antiguos alumnos, cuentan con espectaculares instalaciones valoradas en millones de dólares como la mesa de disección virtual 3D, Anatomage Table, que permite a los estudiantes de ramas como física, química, anatomía, biología y estudios forenses, estudiar e investigar en detalle todas las características del cuerpo humano con un nivel de detalle muy superior al de cualquier hospital del mundo que permite observar el sistema nervioso, huesos, órganos y células del espécimen. Una opción inigualable para estudiantes que se planteen estudiar medicina. 

En la actualidad solo existen 16 de estas maquinas en todo Estados Unidos, lo que supone una opción inigualable para estudiantes que contemplen la opción de estudiar medicina en la universidad ya que podrán aprender los detalles del cuerpo humano de una forma mucho más práctica y detallada.

En cuanto a deportes, cuentan con las mejores instalaciones y equipos deportivos de todo el estado, con increíbles programas de primer nivel en futbol, tenis, baloncesto, baseball, etc. Hay que tener en cuenta que debido al altísimo nivel deportivo y competitivo de los colegios del estado (las mejores universidades pujan muy fuerte por los mejores atletas), los estudiantes del colegio solo podrán participar en deportes competitivos a partir del segundo año (también los estudiantes americanos que provenga de otro estado)  por lo que un estudiante que solo vaya a realizar un año escolar, no podrá jugar deportes a nivel competitivo. Para estos casos, hay determinados deportes no competitivos en los que los estudiantes podrán participar como vela, campo a través, cheerleading, remo o equitación. Para el resto de deportes, los estudiantes que vayan a realizar un solo curso escolar, podrán ser inscritos en clubs en la comunidad donde jugar asiduamente, pero sin competir.

Para los amantes de las artes, estos colegios se encuentran entre los mejores de todo Estados Unidos, con programas de primer nivel tanto en música (mejores coros de todo Norteamérica que compite a nivel nacional), banda, teatro, interpretación, pintura, arquitectura o siderurgia.

El entorno es muy tranquilo, seguro y familiar, situado en tradicionales barrios católicos residenciales rodeados de kilómetros de preciosas playas, lagos y parques, ideal para amantes de la naturaleza que quieran disfrutar de largos paseos por la costa, tomar el sol, practicar senderismo (en nuestras excursiones a la playa pudimos incluso ver a familias de ciervos que viven salvajes en los bosques de la zona), salir a pescar o incluso navegar con la familia.

Ademas, en estas poblaciones cuentan con todo el ocio que puedan imaginar con cines, restaurantes, boleras, etc, perfectas para pasar su tiempo libre y a apenas 50 minutos del centro de Manhattan, uno de los lugares más reconocidos del mundo y perfecto para pasar el día con la familia, ir a un partido de la NBA, visitar el MOMA, pasar el día recorriendo Central Park, comer un tradicional plato de pasta en Little Italy, ir de compras al Soho, recorrer Chelsea Market, visitar Wall Street, la histórica zona Cero

En las semanas que pasamos en New York en diferentes viajes pudimos visitar gran parte de la ciudad y quedamos realmente fascinados (en este último viaje de Mayo 2019 me acompañó incluso otro de mis sobrinos ya que quiere estudiar aquí en unos años y quedó impresionado): no importa las veces que se visite la gran ciudad, siempre hay una magnífica excusa para volver!

En el siguiente enlace podrá encontrar todas las características del programa: https://www.internationalacademicprograms.es/usa-privados/


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hola! suscríbete para enterarte de todas las novedades.
Holler Box
A %d blogueros les gusta esto: