Irlanda: Colegios públicos y privados en familia.

Borja Pérez-Mínguez

Esta última semana de octubre visitamos y seleccionamos los mejores colegios públicos de Irlanda, uno de los programas académicos más demandados por padres españoles en la actualidad. Gracias a la cercanía con España (apenas unas horas de vuelo directo desde Madrid o Barcelona) y por el coste moderado del programa (11.400€ + nuestros honorarios), Irlanda se ha convertido en uno de los destinos más solicitados para realizar el programa de año escolar en el extranjero.

Por esta razón, hay que tener en cuenta que Irlanda es con diferencia el destino donde más estudiantes españoles realizan sus programas académicos, (muy por encima a los programas en Estados Unidos, Canadá o Inglaterra), por lo que resulta crucial tener en cuenta una serie de parámetros clave a la hora de seleccionar el colegio perfecto para cada candidato para garantizar el éxito del programa.

Los estudiantes españoles, en su gran mayoría están acostumbrados a las comodidades de vivir en grandes ciudades, como Madrid, Valencia, Barcelona, etc, y por tanto, sus padres suelen solicitar colegios cercanos a Dublín, la capital.

Es muy importante tener claro que debido a esta alta demanda de núcleos urbanos, los colegios cercanos a la zona de Dublín, siempre tendrán un número muy alto de españoles, una media de unos 10 o más en cada uno. En la medida de lo posible, los centros intentan separar a los estudiantes por cursos y por clases, pero debido a que la gran mayoría de estudiantes realizan los cursos de 3º, 4º ESO, o 1º de bachillerato, en ocasiones, y dependiendo del colegio, los estudiantes españoles podrán coincidir en la misma clase según la asignatura.  En principio, esto no supone un problema, ya que todas las clases se imparten en inglés, al igual que los deportes o las actividades extraescolares, por lo que incluso resulta útil contar con otro estudiante que hable español durante las primeras semanas de adaptación.

Por esta razón, desde International Academic Programs, siempre recomendamos seleccionar colegios situados en zonas menos urbanas, para obtener una experiencia más propia de los irlandeses, y además reducir el número de estudiantes españoles por centro. Los puntos a favor de estas pequeñas localidades son sin duda la seguridad (todos se conocen en los pueblos), el carácter más familiar de sus vecinos, y la facilidad a la hora de hacer amigos irlandeses, ya que al ser poblaciones con menor afluencia de estudiantes internacionales, estos serán una novedad para los estudiantes locales, lo que ayudará en gran medida a su adaptación.

Hay que tener en cuenta, que Irlanda es un país más rural y tradicional que España, y si las expectativas depositadas en el programa no son reales, el shock cultural puede ser fuerte.

El clima es otro factor fundamental, ya que debido a su localización, raro es el día en el que no llueva en Irlanda, y a los estudiantes les lleva un tiempo adaptarse a estas condiciones. Lo mismo ocurre con las horas de luz solar diarias, ya que en Irlanda, a partir de las 18h empieza a anochecer y los estudiantes ya deben estar en sus casas, por lo que es importante tener una mentalidad abierta y adaptarse al estilo de vida irlandés.

El colegio siempre será la principal fuente de ocio, por lo que siempre recomendamos que lo estudiantes formen parte de todo tipo de actividades extraescolares para mantenerse ocupados: participar en deportes, (todos los colegios ofrecen equipos de fútbol, baloncesto, rugby, atletismo y volleyball), diferentes opciones de música (coro, orquesta, canto, musicales) o programas de arte de cualquier tipo (interpretación, diseño de vestuario, pintura o cerámica entre otros), serán las mejores formas de hacer nuevos amigos y garantizar horas de ocio.

Siempre que se tengan muy claras las características del programa de año escolar en Irlanda, y los estudiantes vayan con todas las ganas del mundo y se esfuercen en sacar el máximo partido del curso, este será un éxito, (al final muchos participantes se quieren quedar un segundo año) pero para estudiantes que no lo tengan claro, se vean incapaces de adaptarse a un entorno más rural, colegios con instalaciones más tradicionales o familias de un poder adquisitivo más humilde, lo mejor será buscar una alternativa en otro tipo de programa académico en Estados Unidos o Canadá, programas de un presupuesto mayor, pero entornos y nivel de instalaciones completamente diferentes.

Una de las figuras clave con las que cuenta el programa es sin duda la del Student Advisor (coordinador local), que se reunirá en persona, una vez al mes, con cada uno de nuestros estudiantes y nos enviará un informe sobre su rendimiento académico en el colegio, mejoras en su dominio del inglés, deportes y extraescolares que practique, y su relación con la familia anfitriona.

Es importante que el estudiante sea muy sincero y hable tranquilamente de cualquier duda que tenga con su Advisor, ya que es el responsable que tenemos en Irlanda para ayudarle en todo lo que necesite para garantizar que el desarrollo del programa sea un éxito (cada estudiante tendrá desde el comienzo del curso el teléfono personal y el email de su advisor). Al final del curso la relación entre el estudiante y su coordinador se hace muy cercana y familiar, como pudimos ver en las despedidas en el aeropuerto a nuestra vuelta a España (coincidía con las fechas de vacaciones de mitad de trimestre), ya que resultaba divertido ver el grado de complicidad y amistad que compartían.

Dicho esto, muchos de los colegios que pudimos visitar cuentan con atractivos programas académicos de ingeniería, tecnología, diseño web, o robótica, con modernas instalaciones, cortadoras láser, o incluso impresoras 3D, y en líneas generales, los centros son similares en cuanto a oferta académica y de instalaciones a los colegios públicos que tenemos en España.

En nuestro viaje a Dublín pudimos además conocer una de las ciudades más características de Europa y punto de destino de varios viajes que realizan las estudiantes que estudian cada año en Irlanda. Al ser la capital, es una ciudad multicultural con numerosas opciones de ocio con restaurantes, (sus famosos filetes a la piedra son sin duda de los mejores que hemos probado nunca), museos, campos de futbol, cines, boleras, tiendas, y parques (nos llamó mucho la atención el famoso Phoenix Park, parque vallado más grande de Europa y lugar de residencia del presidente de Irlanda y del Embajador de Estados Unidos) con infinidad de kilómetros para correr, pasear y contemplar todo tipo de naturaleza, con incluso cientos de gamos que viven libremente en sus bosques.

Siempre recomendamos a los padres que visiten un fin de semana Dublín con sus hijos para tener una experiencia más cosmopolita y conocer una de las principales capitales de Europa, totalmente diferente al resto de localidades de Irlanda.

El sistema académico irlandés diferencia los cursos en dos ciclos independientes de 3 años cada uno: desde 1º hasta 3º de la ESO cuentan con el llamado Junior Cicle, en el que se imparten 11 asignaturas durante el curso escolar, y con los exámenes oficiales del Junior Certíficate al acabar 3º.

A partir de 4º de la ESO y hasta 2º de Bachillerato en Irlanda (exámenes oficiales previos a la Universidad Leaving Certificate) se imparte el Senior Cicle, en el que los estudiantes tienen un menor número de asignaturas, normalmente 6 o 7 al año.

En cuanto al curso ideal para realizar el programa de año escolar en Irlanda hay que tener en cuenta tres cursos:

  • 3º de la ESO. A final de curso los estudiantes deben realizar los exámenes oficiales del Junior Certificate. Si el estudiante va a volver a España para realizar 4º de la ESO el curso siguiente, según la legislación vigente, no será necesario realizar este examen y se convalidará el curso sin problema, pero si se va a realizar 4º de la ESO en Irlanda, USA, Canadá o cualquier otro destino, será necesario APROBAR este examen oficial para convalidar el curso, por lo que deberemos dejar claro este punto desde un primer momento si se contempla empezar por 3º de la ESO en Irlanda de cara a un segundo año escolar en el extranjero.
  • 4º de la ESO. En Irlanda se conoce como Transition Year, y es con diferencia el año escolar donde más estudiantes españoles estudian en Irlanda. Como su propio nombre indica, es un año de transición entre los dos ciclos arriba mencionados, y por tanto la carga académica del curso es mucho menor a la de cualquier otro. Por esta razón, los estudiantes pueden centrarse en sacar el máximo partido del programa, plagado de excursiones, trabajos en grupo, proyectos de investigación, e incluso 2-4 semanas de practicas de trabajo en empresas reales. Parte del proyecto personal de cada estudiante es preparar su propio CV y visitar diferentes empresas del sector que les interese para ser admitidos como becarios durante estas 2-4 semanas en las que no tendrán clases, lo que les ayuda a madurar y empezar a valerse por sí mismos.
  • 2º de bachillerato. En Irlanda llamado 6th year. Este curso, debido a los exámenes oficiales a final de curso y su alta carga académica, no se recomienda nunca para estudiantes internacionales.

Por tanto, y en lineas generales, el programa de año escolar en Irlanda supone una buena alternativa como primera experiencia en el extranjero, y perfecta para estudiantes con capacidad de adaptación, y un alto grado de madurez.

En el siguiente enlace podrá encontrar todos los detalles del programa: https://www.internationalacademicprograms.es/irlanda/

 

Colegios privados católicos en familia: costa de Florida.

Borja Pérez-Mínguez

A lo largo de la primera semana de septiembre recorrimos en coche la costa de Florida para visitar y seleccionar los mejores colegios privados del estado, tanto en estancia en familia, como con la opción de internado.

En esta ocasión me acompaña uno de mis 10 sobrinos, Diego, de 15 años, ya que el curso que viene, o el siguiente estudiará un año en un internado de Estados Unidos, y qué mejor manera de seleccionar el colegio perfecto para su perfil, que visitar en persona los mejores colegios de Florida.

Para poder sacar el máximo partido al viaje, (las distancias en Estados Unidos son grandes) alquilamos un Mustang descapotable (coche que siempre he querido conducir y una auténtica gozada) y bordeamos las kilométricas playas de la costa este de Florida para recorrer unas 10 horas desde Miami hasta Jacksonville, pasando por Fort Lauderdale, Boca Ratón, Palm Beach, Melbourne, Ocala y Orlando, entre otras localidades de tamaño medio.

Resulta muy interesante comprobar la herencia española de esta zona de Estados Unidos, tanto en la arquitectura, cultura, comida, o costumbres, muy similares a las nuestras. En una ciudad en especial, Miami, sí que pudimos comprobar que gran parte de los habitantes hablaba español sin problema, por lo que ningún colegio con los que trabajamos se encuentra en esta zona. Los estudiantes solo visitarán por tanto Miami para asistir a diferentes eventos deportivos, conciertos musicales, etc.

El clima semi tropical y entorno paradisíaco de Florida suponen sin duda una opción perfecta para estudiantes amantes de las playas, surf, sol, y un calor durante todo el año que no encontrarán en los fríos estados y duros inviernos de los colegios situados en la costa este de Estados Unidos: New Hampshire, Maine, Vermont, New York, Virginia, Massachusetts, Connecticut, Pennsylvania, etc,  ideales por otro lado para apasionados del ski, snowboard y deportes de montaña.

Sin duda alguna lo que nos sorprendió más gratamente fue comprobar de primera mano el reducido número de estudiantes hispanohablantes en los colegios, principal preocupación de padres españoles que consideren enviar a sus hijos a estas zonas de Estados Unidos. Cada colegio es diferente claro, (en algunos centros que descartamos sí que podíamos encontrar un número alto de estudiantes de origen latino) por lo que la selección que hemos realizado se centra en los mejores colegios y con un menor número de hispanohablantes (en algunos incluso, no encontramos ningún español y apenas unos pocos estudiantes de Sudamérica).

Gracias a este clima tan privilegiado, los deportes adquieren una nueva dimensión y en cada centro encontramos espectaculares programas de fútbol, golf, lacrosse y natación (muchos de sus estudiantes llegan incluso a competir en olimpiadas con entrenadores de primer nivel) , sin descuidar otros deportes estrella como tenis, baloncesto, o fútbol americano. Como en el resto de zonas, los deportes en Estados Unidos se practican por estaciones a nivel competitivo contra otros colegios, pero el cálido clima de Florida propicia que los estudiantes puedan inscribirse en clubs locales donde jugar durante todo el año (a un precio muy reducido) perfecto para auténticos amantes del fútbol o tenis por poner unos ejemplos, durante todo el año escolar.

En cuanto a las actividades de fin de semana, y una vez los estudiantes han cumplido con sus obligaciones académicas y deportivas, el entorno idílico de Florida permite viajes a la playa, programas de surf, parques acuáticos, los famosos parques de atracciones de Disney, Universal Studios y Adventure Island (que pudimos visitar y es realmente espectacular, especialmente las atracciones de Jurassic Park, King Kong y Harry Potter),  sin descuidar los partidos de la NBA, American Football, Baseball, etc y los clásicos viajes de compras, cines, y centros comerciales.

En el siguiente reportaje vamos a contar en detalle nuestras impresiones sobre los mejores colegios privados católicos con estancia en familia de Florida.

Los colegios se encuentran en diferentes zonas, unos juntos a espectaculares playas, y otros situados más al interior y cercanos a grandes ciudades. Resulta fundamental conocer los parámetros más importantes que definen a cada candidato para seleccionar el colegio perfecto según sus intereses.

Todos los colegios privados católicos con estancia en familia son College Prep, es decir, que preparan a sus estudiantes para conseguir plaza en las mejores universidades de Estados Unidos. Para conseguir los mejores resultados académicos posibles los estudiantes  cuentan con la figura del advisor (responsable del colegio que vela por que cada estudiante desarrolle todo su potencial). La mayor diferencia académica en el programa de estancia en familia en lugar del programa de internados es que los estudiantes deben tener la madurez suficiente para al llegar a casa, tener el hábito de estudio y llevar todos sus trabajos y tareas al día.

Al ser colegios de tradición católica, cada estudiante tendrá una clase obligatoria de religión o teología durante todo el curso, dependiendo del colegio.

Los colegios ofrecen una amplia variedad de asignaturas en todo tipo de ramas académicas, y cada estudiante puede escoger el nivel de las mismas acorde con su dominio del inglés. Los más avanzados podrán incluso coger asignaturas de nivel AP (nivel universitario y podrán canjear dichos créditos al comenzar la universidad).

La oferta deportiva también es espectacular y los estudiantes pueden realizar hasta 3 deportes al año de forma competitiva y tienen a su disposición clubs en la comunidad en caso de querer practicar un mismo deporte todo el año. Todos los colegios cuentan con espectaculares programas de fútbol, tenis, natación o baloncesto entre otros muchos. Algunos incluso ofrecen importantes programas de equitación.

En la rama de artes y extraescolares,  cuentan con impresionantes opciones de música, coro, orquesta, baile, ballet, teatro, drama, estudios de cine, televisión, diseño y pilotaje de drones, etc.

En cuanto a las familias, el programa cuenta con una amplia cartera de familias con años de experiencia en las que en muchas ocasiones varios miembros de la misma tienen algún tipo de relación con el centro, ya sean profesores, hijos que acuden al mismo colegio, o entrenadores de diferentes disciplinas deportivas.

Todos los estudiantes internacionales que pudimos conocer nos indicaron que se sentían muy contentos y cómodos con sus familias americanas, ya que les hacían sentir como un miembro más de la misma y todas se encontraban en muy buenas zonas y cuentan con un alto poder adquisitivo.

Son las mismas familias las que se encargan de todo el tema de transporte al colegio, entrenamientos, actividades de fin de semana, etc.

Para el uniforme todos los estudiantes  visten de la misma manera, con pantalón corto los chicos (y pantalón corto o falda las chicas), y polos de color verde o azul para todos.

En el siguiente enlace podrá encontrar todas las características del programa: https://www.internationalacademicprograms.es/usa-privados/