Marta, (Madrid), 1º bachillerato: Colegio público en Canadá – Zona de Vancouver

Borja Pérez-Mínguez | Testimonios Canadá, Testimonios Norteamerica

Hola me llamo Marta y estoy estudiando un año en Canadá, 4º de la ESO en British Columbia, cerca de Vancouver.

Ya llevo 6 meses aquí y sin duda está siendo una de las mejores experiencias que he vivido hasta el momento, llena de recuerdos, emociones y amigos para toda la vida.

Desde el primer momento en International Academic Programs han estado muy pendientes de que todo salga bien. El trato es totalmente personalizado. Borja está ahí para lo que necesites. Yo no he tenido ningún problema pero si he tenido que cambiarme de alguna asignatura en el colegio y desde España han hablado con ellos y lo han hecho siempre teniendo en cuenta la convalidación.

Antes de llegar a Canadá, yo estaba muy nerviosa y con miedo de cómo iba a vivir este año lleno de cambios. Sin embargo, no me costó nada integrarme en la vida canadiense y gracias a las reuniones que organiza el colegio con todos los internacionales, tuve la suerte de poder conocer a muchas de mis amigas actuales.

Considero que es muy importante intentar meterte en algún deporte ya que es ahí donde conoces a mucha gente. Yo conseguí meterme en el equipo de baloncesto del colegio y ha sido una experiencia increíble. En Canadá los deportes son muy importantes y se los toman muy en serio. Por ejemplo, nosotras teníamos torneos casi todos los fines de semana y algunos partidos en horario de clases. Al pasar tanto tiempo con el equipo, al final terminas haciendo muchos amigos y pasas momentos increíbles con todas ellas. Por ejemplo, nosotras solíamos organizar cenas o quedábamos todas juntas a ver una película. Conmigo fueron muy acogedoras y me hacían sentir como una más.

Por otro lado, yo tuve mucha suerte con la familia ya que desde el minuto uno me incluyeron en todos sus planes. Me llevaron al lago, a esquiar a una montaña cerca de Vancouver y a un resort llamado Silver Star. Además, la casa era muy acogedora y grande, con dos salones, piscina, jardín, spa y sala de cine. Una cosa que me encanta de ellos es que casi todos los fines de semana solíamos hacer algún plan en familia como ir a hacer rolling skating, ir a cenar a un restaurante o simplemente ver una película todos juntos.

El colegio al que yo voy es muy diferente al que tengo en España y sin duda lo recomiendo muchísimo. El programa Internacional está muy bien organizado y los coordinadores son muy majos y resolutivos. Yo fui a muchas de las excursiones que organizaban y no me arrepiento de ninguna. Fuimos al parque de atracciones, a un partido de hockey o a los puentes colgantes. Además, el colegio en sí es muy grande y tiene muy buenas instalaciones, tres gimnasios, pistas de tenis, fútbol y baseball.

Ya para terminar, os recomiendo que seáis vosotros mismos y que aunque al principio sea todo raro y nuevo, cuando va pasando el tiempo todo va a mejor, todo esto es un proceso de adaptación.

Marta, 11th grade.

En el siguiente enlace encontrará todos los detalles del programa de colegios públicos con estancia en familia en Canadá: https://www.internationalacademicprograms.es/canada/

 

Andrea, (Alicante), 4º ESO: Colegio público en Canadá, Terranova

Borja Pérez-Mínguez | Testimonios Canadá, Testimonios Norteamerica

Mi nombre es Andrea Camps, soy una estudiante de 4⁰ ESO de intercambio en Newfoundland, Canadá. Llevo ya 3 meses en Canadá y, aunque no es ni la mitad del tiempo que voy a estar aquí, puedo decir que es una de las mejores experiencias que he vivido.

Llegué a Canadá el 6 de septiembre. En el aeropuerto me esperaban mi host dad, una de mis hosts sisters y mi coordinadora. Me recibieron con dos cartulinas hechas a mano que decían: bienvenida a NL Andrea. Nada más ver a mi familia lo primero que hizo mi host sister fue darme un fuerte abrazo y, a continuación, mi host dad, ¡me sentí arropada desde el primer minuto! Al acabar de presentarnos, se me acercó mi coordinadora de la agencia canadiense para saludarme, mientras mi host dad iba a buscar el coche para ir a casa a descansar, ya que era muy tarde y estábamos todos muy cansados de todo el día, ¡fue un día con muchas emociones!

No conocí a toda la familia hasta la noche del día de después, cuando vinieron del trabajo y de la guardería, pero nada más ver a las niñas, no se separaron de mí hasta la hora de dormir.

Dos días después, mi agencia canadiense hizo una reunión con muchos niños de intercambio de todas las partes del mundo para presentarnos y conocernos un poco entre nosotros. Eso nos ayudó mucho a saber quién iría al mismo colegio y los que viviríamos en las mismas zonas.

Los colegios aquí son bastante diferentes a los de España, ya que tienen muchas asignaturas muy dinámicas como: pintura, tecnología, ciencia de los ordenadores, carpintería…Para apuntarte a las extraescolares deportivas tienes que rellenar un papel y cuando es el día de las pruebas lo anuncian por megafonía. Dichas pruebas son como un entrenamiento normal, pero al acabar, el entrenador te dice si estás dentro del equipo o no. Yo me apunté a bastantes como: básquet, fútbol, béisbol y hockey sobre hielo. La mitad de esos deportes no los había probado nunca, pero decidí hacer las pruebas para ver si me gustaban o si me cogían. Al final, acabaron cogiéndome sólo en hockey sobre hielo y en básquet. Eso me ayudó bastante a hacer más amigos en la escuela. Otra de las cosas que nos ayudó a hacer amigos fue ir a los partidos de fútbol y hockey que hacían en mi ciudad.

A las tres semanas de estar allí mi familia se mudó a una casa en una zona residencial donde estaba el colegio al cual asisto. Esto me permite poder ir a los sitios caminando y no depender del transporte público. Mis padres fueron a dejar a mis hermanas pequeñas a la casa de los abuelos y yo me puse a ayudarles con la mudanza y la limpieza de la casa. El hacer eso hizo que cogiera más confianza con los padres, sobre todo con mi madre, ya que estuvimos disfrazándonos con las cosas de las niñas mientras ordenábamos la cocina, ¡pasamos un rato muy agradable y divertido!

Los fines de semana salgo a correr un rato, ya que en España hago mucho deporte. A veces mi hermana de 10 años viene conmigo y nos ponemos música para animarnos.

A un mes para Halloween las casas del vecindario ya estaban decoradas. Nosotros también lo hicimos juntos toda la familia y dos semanas antes fuimos a comprar las calabazas y los disfraces para ese día. El fin de semana de antes hicimos las caras y los dibujos a las calabazas, yo la compartí con mi hermana de 10 años y la de 3 años hizo su calabaza con ayuda de mi madre, al acabarlas y sacarlas fuera nos dimos cuenta de que estaba nevando y que pasaríamos el día de Halloween con nieve. Ese día en el colegio los profesores iban disfrazados y algunos niños también. Al acabar las clases, mis amigas y yo salimos fuera y fue ilusionante ver que seguía todo nevado. Empezamos a hacer una guerra de nieve, hicimos un muñeco…¡fue divertido! y  nos fuimos a casa para prepararnos para la noche. Por la noche fuimos toda la familia y una amiga a hacer truco y trato en nuestra calle, otra tradición muy típica de aquí.

Ahora ya estamos empezando a poner la decoración de Navidad, ¡tengo muchas ganas de pasar una Navidad diferente con mi segunda familia! Ya se nota el espíritu navideño y, dentro de poco, estará todo nevado, como en las películas.

Andrea, 10th grade.

En el siguiente enlace encontrará todos los detalles del programa de colegios públicos con estancia en familia en Canadá: https://www.internationalacademicprograms.es/canada/